Al momento de perder un ser querido las personas pueden reaccionar de forma negativa e incluso destructiva durante su tránsito de duelo (por muerte, enfermedad, divorcio o infidelidad), por lo que llegar a la aceptación es un camino largo y lleno de dolor.

La tanatología agrupa un conjunto de técnicas dirigidas a abordar estos procesos de pérdida para poder llegar a la aceptación, aliviando sentimientos como el enojo, la culpa o la negociación con la vida, que suelen asociarse a síntomas físicos y emocionales.

Uno de los puntos más importantes en la tanatología es el principio de autonomía, el cual le permite al individuo tomar sus propias decisiones relacionadas con el proceso de morir, así como a aprender los diferentes medios por los cuales la persona puede tener ese principio de autonomía, como pueden ser la realización de testamentos, legados, responsabilidades o voluntades anticipadas.

La tanatología también está dirigida a la educación de las personas desde la infancia sobre los aspectos que involucren el proceso de la muerte y los aspectos espirituales de la existencia.

Si deseas conocer más sobre nuestros servicios de tanatología y unidad de duelo, contacta a nuestros asesores y con gusto te brindaremos toda la información que requieras.